perfume

¡No te expongas! Ten cuidado con las imitaciones de perfumes.

Debes tener cuidado al comprar, porque son productos que tendrán contacto directo con tu piel y no sería agradable un inconveniente en la salud o la piel por un descuido.

La mejor manera de saber que llevas un perfume original es comprarlo en distribuidores autorizados o en sitios web autorizados (sitio web no es igual a redes sociales). En perfumería no existe el «outlet» como lo hay en algunas marcas con prendas para vestir, y mucho menos se comercializa en canales clandestinos. Hacer compras de un perfume en lugares no certificados, puede que ahorre algo de dinero, ya sea en centros de comercio de muy bajo precio, «remates de aduana», sitios web de poca elaboración, o por redes sociales con tiendas virtuales de dudosa procedencia (cualquiera puede crear un perfil en redes sociales), es adquirir probablemente una falsificación, que se elaboran en laboratorios o almacenes clandestinos (sin ninguna norma de higiene) que pueden contener ingredientes tóxicos y/o alergénicos, poniendo en riesgo la salud pública. Pero ¿Cómo diferenciar un perfume falso de uno verdadero?

  1. El Celofán: debe estar en perfecto estado, las curvas o pliegues deben ser perfectos, simétricos, y no debe haber aire dentro del celofán. Hay excepciones de perfumes que no llevan celofán, depende de marcas y del año de lanzamiento (entre más antiguo es menos probable que tenga).
  2. El Estuche: debe estar en perfecto estado, debe parecer de mucha calidad y hay que reconocer hasta el mínimo detalle.
  3. El Frasco: El frasco debe ser liso, suave y sin defectos de fabricación (no poroso). El interior del frasco debe tener curvas suaves y no exageradas. El tubo dispensador, generalmente tiene curvatura de fábrica, no es necesario, pero es lo más común. Debe verse muy bien elaborado, los desniveles en las juntas no deben estar.
  4. La Etiqueta: Es obligatorio que los fabricantes mencionen los ingredientes de los cosméticos.
  5. Interior o Contenido: Los perfumistas trabajan mucho tiempo en creación de perfumería fina, no permiten que los afecten hongos o microorganismos, para que el contenido final no quede sucio o grasoso. Inclusive, usan alcohol de alta calidad, no industrial.
  6. Duración: La duración de las imitaciones suele tener poco componente de fijación. Sin embargo, hay casos que interfiere la compatibilidad del PH en relación a la duración del perfume.
  7. Los Códigos: Debe tener código de barras y número de serie (que coincida en la caja y el frasco).
  8. El Color: Debe ser exactamente igual, se suele encontrar imitaciones con variaciones más oscuras o claras.
  9. El Cartón Interior: Debe tener el tamaño exacto para sujetar el frasco, y evitar que se mueva dentro de la caja.
  10. La Tapa del Frasco: Debe tener simetría exacta y ningún detalle negativo.
  11. Burbujas: No debe generar una gran capa de espuma o burbujas, debe ser leve y por poco tiempo.
  12. Tester: Si deseas comprar el perfume, ten cuidado que te pueden vender también un tester, que es un producto original, pero no está diseñado para que tenga duración, sino para que pueda probar en durante el proceso de compra. Estos los suelen vender MUY ECONÓMICOS, pero son productos que no están para vender, son muestras gratis o a muy bajo costo a los distribuidores. ¿Cómo los reconozco? Son exactamente iguales al original, pero tienen letras pequeñas que dicen «tester», «not for sale», «tester without cap, not for sale», «demostration», «demo», «probador», «testeur», etc. Se reconoce fácilmente porque vienen en una caja blanca y aparece alguna de las denominaciones mencionadas.